Pastor Joe Hewitt y Pastor Glen Jolley están disponibles para presentar un seminario sobre "Cómo los testigos de Jehová de ganar a Cristo" en su iglesia. Para obtener más información, correo electrónico a Joe

Glen.

Testimono de Joe B. Hewitt

 Testimonio de Joe B. Hewitt


Yo fui criado como un testigo de Jehová. Cuando tenía nueve años de edad comencé a ir de puerta en puerta distribuyendo la literatura del "Atalaya” y predicando lo, creía era la verdad.


Como un testigo de Jehová, no podía tener amigos íntimos que no fueran TJs. También nos enseñaban a ver a todo el mundo con desconfianza, es decir, a todos los que no fueran testigos de Jehová. Por esta razón yo participaba muy poco en los deportes cosa que me hacía sentir como un extraño y excluido de mis compañeros de escuela; lo que es exactamente lo que la Sociedad se propone.


En lugar de convivir con mis compañeros, yo tenía que pararme en una esquina del centro de ciudad por las noches, con una bolsa llena de revistas  La Atalaya y  ¡Despertad!" (Watchtower and Awake!)  Que tenía que venderá los transeúntes.


El hogar que es dominado por la "sociedad" es un hogar lleno de ansiedades. Por ejemplo: vivíamos con la preocupación de que la batalla del Armagedón sucediera en cualquier momento, a más tardar dentro de algunos meses. Esta es la manera en que yo vivía, todo el tiempo preocupado.  La ansiedad que yo sentía era porque no conocía el don de salvación que Cristo.


No era salvo, nos enseñaban una salvación que teníamos que ganar un
A base de obras buenas; no por el sacrificio de Cristo. Nadie puede decir que no es pecador, pecamos con frecuencia.
Asienta ansiedad, estuvo conmigo sobre toda mi niñez. "La Atalaya" nos ensenaba que no teníamos futuro, y que no teníamos que planear nada. De la misma manera está pasando hoy en día porque esta les dice que el Armagedón esta cerca.


Cada testigo de Jehová piensa de la misma manera porque se le dice lo que tiene que pensar. Los TJs son  obedientes a la sociedad "La Atalaya" por este les han lavado el cerebro, ellos no pueden pensar por sí mismos.  
El fundador de la "sociedad La Atalaya", Carlos Taza Rusel, profetizo que Cristo i regresaría en 1874 (mil ochocientos setenta y cuatro). Como Cristo no vino en esa fecha, entonces anarco otra fecha, 1914 (mil novecientos catorce). Cuando Cristo tampoco vino en esa fecha.


Rusel y sus seguidores dijeron que Cristo si vino, pero que en forma invisible y que nadie le vio. Pero los testigos de Jehová creen que Cristo nunca resucito físicamente, que su cuerpo desapareció por evaporación, que su resurrección fue solamente espiritual. Altos más tarde, la Sociedad volviera cambiar la fecha del Armagedón a 1925 (mil novecientos veinticinco). Que en esta fecha Abraham, Isaac  Jacob resucitarían. Estos cambios de fechas y datos nos dicen que los testigos de Jehová están constantemente preocupados por el Armagedón. Tienen un miedo constantes ellos comenzaron a anunciar que el Armagedón sucedería en el otoño de 1975 (mil novecientos setenta y cinco).


Durante mis años de mi adolescencia nunca hice planes para el futuro, ya que yo aprendí que no había futuro. Lo que yo aprendiese a asistir a los estudios del "Atalaya", a ir de puerta en puerta y pararme en las esquinas de las calles pregonando los magazines del "Atalaya"  y "el despertar"; que si no pecaba contra Jehová, creyendo toda la doctrina de la Sociedad, y permanecía fiel a esta sociedad hasta el fin, yo tendría vida eterna en esta tierra después del Armagedón.  No tenia paz ni sentía ninguna esperanza para mí. Y todo porque no sabía nada acerca del evangelio verdadero de Jesucristo salvación por gracia. No sabía nada acerca del amor de dios por el pecador; no sabía nada de su misericordia.


Mi abuelo materno era testigo de Jehová; el crio a mi madre como una testigo de Jehová también, así que fue lo único que mi madre conoció, como religión, y lo único que ella me enseño como religión y que creía que era la verdadera. Los testigos de Jehová las creencias que cristianas son satánicas. También nos enseñaban que las oraciones que las gentes hacían eran a Satanás, porque al orar la gente no se dirigía a "Jehová". También nos enseñaban que los ministros de las iglesias estaban poseídos por el demonio, servían a Satanás, y buscaran explotar el dinero de las gentes.


Como otro seguidores de Sociedad, mi madre y yo no tienen ninguna esperanza del cielo; que solo 144,000 (ciento cuarenta y cuatro mil) individuos irán al cielo. Mi tío, el hermano mayor de mi madre, pretendía ser un miembro de los 144.000. ¿Le he preguntado, “Cómo sabía que él iría al cielo?”


Él dijo, "Sólo sé."

 Además La Atalaya dicen que no hay infierno, que la tumba es el infierno;  que después de la resurrección y el juicio el mal personas será aniquilado para siempre.


Durante la segunda guerra mundial había muchas publicaciones acerca de que los testigos de Jehová rehusaban enlistarse en la armada. Estos jóvenes son héroe en el salón del reino, que acepto ir a prisión por rehusar: enlistarse.


Me preguntaba, por qué los jóvenes de la Sociedad preferían ir a prisión que servir a su patria. Yo les contestaba dando la cita bíblica que el Sociedad nos enseñada Juan 18:36, (Juan dieciocho treinta y seis): "...mi reino, no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían.”


Yo repetía este pasaje de las escrituras cientos de veces. Yo me sentía terriblemente deprimido. Yo sentía que debería ser leal a mi patria sin de ser fiel a dios. ¿”Porque el creyente en dios no podía ser patriota?" Esto resultaba ser un dilema para mí que tenía que aclarar.


Para estar seguro de mi posición, yo comencé a leer la biblia.
Yo no trataba de probar que "La Atalaya" estaba mal. Solo buscaba asegurar mi posición. Estudiando las escrituras por primera vez sin ayuda del testigos de Jehová. Yo leí Los versículos en su contexto y me di cuenta que Jesús no estaba hablando acerca del servicio que el ciudadano debe dar a su nación. Estudiando las circunstancias en que el señor Jesús se encontraba, encontré que a Jesús lo habían arrestad y que no había a permitido a sus apóstoles pelear por él. Yo leí el verso completo que dice asta: Jesús dice, “mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearan por mí para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí.”


Los testigos de Jehová nos hemos referido a este pasaje completamente fuera de su contexto, perdiendo la verdadera mente de Jesús. Es decir, para que no fuera entregado a los judíos.


Después de analizar el pasaje anterior, decidí ver que decir Jesús acerca de los soldados. Dentro ver que Pedro dice, y apóstol Paulo. Nadia dice lo mismo de los testigos de Jehová. La Atalaya han mentir a me.


Cuando una de los testigos de Jehová comienza a leer la Biblia para sí mismo, sin la ayuda de los eíderes de la sala de Reino, él está comenzando el proceso de liberación de la esclavitud por la Atalaya.
Ahora me encontraba en un terrible dilema. Si abiertamente decir lo que había descubierto destararía el corazón de mi madre.


Claro que ella tenía miedo de ser expulsada; su miedo era más que a la muerte.  Así que, a la edad, de 15 edad (quince edad) me fui' de mi hogar.


Pero cuando decidí desacérame de las falsas doctrinas del "Atalaya, también abandoné todas sus normas morales.


Más tarde me enamoré de una bonita joven, la que vino a ser mi esposa. Ella tuvo una profunda influencia sobre mí. Por primera vez en mi vida encontré que tenía un futuro.


Mi esposa se crio en un hogar cristiano. Ella y sus padres estirón orando por mí Y después me invitaron a la iglesia. Después de tanto que me había confundido la sociedad La Atalaya, yo estaba dudoso de todas las iglesias. Finalmente aceptas ir a, pequeña iglesia en Fort Worth. Ahí yo encontré que las personas eran gente civilizada; no encontré ninguna evidencia de que adoraran a satánicas. Ellos parecían gentes que realimente amaba a dios y a los demás.


Como a la tercera vez que asistiera a los servicios de la iglesia, por las noches, y después que el servicio se había terminado, yo comencé a laminar por el pasillo de la iglesia para salir, cuando de repentes el pastor y toco el brazo diciendo: ¿"José, no quieres ser salvo?".
El pastor abrió su ya muy usada biblia en el libro de los hechos capitulo 16 (diez y seis) y leyó la historia de pablo y silas en la cárcel de filipos. El me mostro especialmente (hechos 16:31: "cree en el señor Jesucristo, y serás salvo...

 

Por primera vez en mi vida me daba cuenta por que Cristo Jesús había muerto en la cruz. El había sufrido ahí porque me amaba. Ahí el había pagado la pena por mis pecados. Cristo Jesús sabía paz. Salvación que yo no podía ganar. Lo que se me ofrecía esa noche era un regalo, un regalo de dios. Esa noche yo arrepentí de mis pecados y le pedí a Jesús que viniera a mi corazón y me salvara. Así lo hizo esa noche, me quito el peso de mi culpa.


Después me llamó para predicar el Evangelio de Dios, he terminado el seminario y fue pastoreaba en una iglesia en Richardson, Texas, mi esposa recibió una carta de mi madre. ¿"Ha José nunca sido expulsado de la sociedad de Testigos de Jehová? Si él tiene, yo no puedo comunicar con él."
Me escribió a mi madre y explicó que no había estado expulsado. Unos meses más tarde, he recibido una llamada telefónica de un anciano en el Salón de Reino local. Él hablaba  y preguntó si yo hubiera sido una de los testigos de Jehová.


“Sí, y voy a estar contento que le diga por qué ya no soy un testigo de Jehová.”


No estaba interesado. "Que es todo quería saber", dijo.


Ahora, la excomunión de la sociedad era oficial. Mi madre no podía comunicarse conmigo.


Muchos años más tarde, cuando tenía cerca de la muerte, pidió a los ancianos de la sala del Reino para permitir que me a visitarla. Durante mi visita, ella dijo que estaba segura que Armagedón  vienen en el otoño de 1975 como había enseñado en la sociedad.


Le dije que en el otoño de 1975, la sociedad de la Atalaya que ya han impreso millones de libros, diciendo, "Nosotros nunca dijo seguro que Armagedón vendría en 1975."


Yo no profeta, sin embargo, se superior en profeta tan la sociedad La Atalaya. Después de la muerte de mi madre termine de escribir mi libro, I Was Raised a Jehovah’s Witness (Fui Criado un Testigo de Jehová.)  Fue publicado en 1979 por Accent Books, Denver, Colorado y vendió 40,000 copias.  También fue traducido al chino y publicado en Taiwán.  Años después, en 1997 otra editorial, Kregel Books, Grand Rapids, Michigan, publicó una edición revisada la cual vendió 5,000 ejemplares del libro.  Debido a ese libro muchas personas dejaron la Atalaya y adquirieron libertad cristiana.  En el 2011 mi nuevo libro, Rescuing Slaves of the Watchtower (Rescatando Esclavos de la Atalaya), fue publicado por Hannibal Books, Garland, Texas.  Este libro enseña a los cristianos a guiar a los testigos de Jehová, que están bajo control mental de la sociedad de la Atalaya, a la fe en Cristo.


Si puedes ganar un testigo de Jehová para Cristo, puedes ganar a cualquiera.  El libro constituye una apología, una defensa de la fe cristiana contra el error.  Enseña doctrinas cristianas básicas que todo cristiano debe saber.

 

ISBN 978-1-61315-0061 ; 260 Pages. 6X9 inches.
$14.95.

        Como mi predicación y conferencias son partes importantes de mi ministerio, también lo son mis libros.  Por favor ore conmigo para que sean usados para traer muchas personas a Cristo.

 

Contact: 972-863-3222; email.

PO Box 808
Fate, Texas 75132

res

 

 


 

 

 

joe blu

Para el testimonio de Joe B. Hewitt en ingles, toca aqui.

resca

 

Va abajo este pagina para detalis cerca este libro nuevo.